Salud

Todo hemos oído que es imposible que algo que sabe tan delicioso sea bueno para tu salud. Pero la batata de Carolina del Norte desmiente ese dicho por completo.

Para comenzar, la batata es un carbohidrato complejo que es bajo en calorías (alrededor de 100 en una batata con piel mediana horneada), una excelente fuente de fibra, grasa, libre de colesterol y rica en vitaminas. La Asociación de Batata de Carolina del Norte lo resume de la siguiente forma:

  • Vitamina A: Una batata mediana tiene más de cuatro veces la cantidad diaria recomendada de vitamina A, la cual cumple un rol vital en la visión, el desarrollo óseo y la función inmune. La vitamina A es una vitamina liposoluble, así que asegúrate de comer la batata con un poco de grasa, como mantequilla o aceite de oliva, para maximizar la absorción de vitaminas.
  • Vitamina C: Al igual que los cítricos, las batatas son una buena fuente de vitamina C, que ayuda a combatir infecciones, curar heridas y absorber hierro. Una batata mediana proporciona el 37% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.
  • Manganeso: Las batatas son una excelente fuente de manganeso, lo que ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre estables y alcanzar una función optima de la tiroides.
  • Fibra: Las batatas son ricas en fibra, un nutriente que te mantiene lleno por más tiempo. La fibra también mantiene los intestinos saludables y reduce el colesterol. Una batata con piel mediana horneada tiene 4 gramos de fibra, más que un paquete de avena instantánea.*
  • Carbohidratos complejos: Las batatas están hechas de carbohidratos complejos (energía) que se liberan a un ritmo progresivo para mantener una fuente de energía constante, por lo que no hay que preocuparse de subidas o bajadas en los niveles de azúcar.
  • Antioxidantes: Las batatas son altas en antioxidantes comparadas con otros vegetales. Los antioxidantes te ayudan a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como el cáncer y enfermedades cardiovasculares.

*Comer la piel de la batata baja el índice glucémico y proporciona nutrientes adicionales.

Para conservar tantos beneficios como sea posible, debes amar al tubérculo para que produzca una batata frita natural y nutricionalmente conservados (o puré, etc.) construyendo el proceso exclusivamente alrededor de la batata. Debido a que nos apasionan los “superalimentos”, desarrollamos una masa a base de arroz sin gluten que sirve solo para hacerla más crujiente, sin quitar el gran perfil nutricional o el sabor de la batata.